Noticias dignidad

Impresionante esta nueva moda surgida en EEUU: cortarse el dedo meñique para ponerse zapatos con tacón alto. Según una de las mujeres que han optado por esta amputación: "“A menos que hayas estado allí, no puedas encontrar zapatos, y sientas mucho dolor, no puedes juzgarnos. Yo tenía callos y todo tipo de problemas con mi pie izquierdo. Y finalmente, ha sido una solución”.

Realmente plantea un problema moral serio que recuerda los caso de amputación por apotemnofilia, trastorno dismórfico corporal por el cual el paciente se siente incompletocon cuatro extremidades. A pesar de recibir tratamiento psicológico, estos pacientes siguen manifestando la voluntad de amputarse algunos de sus miembros. 

Probablemente estos casos se hagan más frecuente en el futuro, pero no solo por razones estéticas sino por razones de "mejora funcional". Las prótesis e implantes cada vez son mejores, más eficientes, más duraderos y no es descartable que un futuro no lejano mejoren las capacidades de nuestros órganos naturales. ¿Veremos individuos que están dispuestos a cambiar sus órganos naturales por implantes mejoradores? Estoy convencido de que así será.

Véase la noticia en La Vanguardia


© José Luis Pérez Triviño 2014